divendres, 11 de juliol de 2008

En respuesta al Sr. Freman...

Querido Sr. Freman:

Me alegro mucho de haberle conocido y le voy a explicar por qué.
A menudo cuando leo historias como la de Oscar o la de Regina me pregunto qué mentes perversas son capaces de abandonar, maltratar y torturar a un pobre animal indefenso y cómo hay individuos capaces de ni tan sólo inmutarse por ello, como es su caso. Es obvio que el maltrato y abandono de seres de nuestras especies es más grave, pero no por ello debemos eludir lo otro, y ni mucho menos ridiculizarlo. Y usted me ha dado la excusa para escribir de ello en mi blog, cosa de la cual hace tiempo tendría que haber hecho.

Recuerdo que a poco de casada unos niños del pueblo vinieron a mi casa una fría noche de invierno, conociendo mi amor a los animales (que no excluye al resto de amores) en busca de mi ayuda. Seguramente porque mantengo una muy buena relación con los niños, aunque también con los mayores, los adolescentes,... y los animales. Pues bien, resultó que habían encontrado un cachorrito con el cordón umbilical colgando todavía y los ojitos cerrados. Me lo llevé a casa y con un secador intenté que recuperara la temperatura porque estaba medio muerto. Estuve un mes dándole biberones (día y noche) y llevándolo a todas partes en un bolso, pues tenía que comer a menudo. En uno de estos viajes en bolso, una señora mayor me hizo un comentario desafortunado que siempre recordaré... Fue algo así como... "dejáos de pamplinas y ir a por el niño". Para más inri estábamos de visita en casa de mi prima para ver al niño que acababa de adoptar(qué don de la oportunidad!!!!).

No entiendo por qué hay mentes tan cerradas incapaces de ver más allá de sus narices. Respeto que a usted no le gusten los animales Sr Freman, pero respéteme usted también a mí. Por si le interesa y sirva como respuesta a esta señora, actualmente tengo dos hijos, dos perros, dos tortugas y un periquito. Y está claro quiénes son más importantes en mi vida, pero no por ello he dejado de continuar alimentando a perros que la gente sin escrúpulos viene a abandonar cada verano a mi pueblo a pesar de tener que aguantar comentarios estúpidos de intelectualillos de tres al cuarto como usted. Y encima estoy orgullosísima de inculcar este amor y respeto a mis hijos por sus semejantes y por el resto de miembros de este planeta, aunque no compartan su misma especie.

Me parece muy bien que usted filosofe en su blog y dedique su tiempo a plantearse el por qué de interrogaciones retóricas como la de su último post en lugar de visitar el centro de su ciudad para ayudar a esa gente que usted sabe que está padeciendo. No me parece tan bien que hable de los "chinos" de la manera en que lo hace y no sé ni me interesa saber quiénes son para usted los "ecolojetas". Y por supuesto, también estoy en contra de cualquier terrorismo. No le voy a negar que no se le da mal escribir y filosofar pero, simplemente, como no me gusta su blog no lo visito, ni mucho menos pierdo el tiempo comentando en él. Espero que a partir de ahora haga usted lo mismo con el mío.

Supongo que no le importará lo más mínimo saber la suerte del cachorrito, pero se lo voy a contar igual. Murió. Una noche me levanté para darle su biberón y me lo encontré muerto. Y lo enterré al día siguiente. Y lloré. Mucho. Y continúo llorando cuando lo recuerdo. Y no era lágrima hipócrita, como dice usted. Y he llorado la muerte de muchos seres queridos y de muchas de mis mascotas y de animales que han pasado por mi vida. Y continúo llorándolos. Mi amor a los animales no me hace insensible para con mis semejantes, sino al contrario, estoy convencida que me hace mucho más sensible hacia ellos.

Muchas gracias por darme la oportunidad de escribir sobre esto y la excusa perfecta para hacerlo ya y no dejárlo para mañana a pesar de tener otras cosas "importantes" por hacer. Será porque una cosa no tiene por qué excluir la otra y con 24 horas que tiene un día y toda la vida por delante (o lo que me queda de ella) estoy segura que encontraré tiempo para todo. Siento que a usted no le cunda tanto como a mí...

14 comentaris:

iruneh ha dit...

un aplauso no, una ovación.

Yaizibai ha dit...

Me ha parecido muy correcta tu respuesta y estoy totalmente de acuerdo. Una persona capaz de hacer sufrir a un ser vivo, sea de la especie ke sea, dudo que tenga consideración con los de otra especie. Así que creo que la empatía hacia las personas y hacia los animales está ligada.

Lo de Oscar me ha recordado a cuando tenía 13 años. Tuve una experiencia con un cachorrito al que uno de mi pueblo había rociado con algo y kemado. Una amiga y yo oimos los aullidos y nos lo encontramos en un charco, restregandose, con toda la parte del culito negra. No sabíamos qué hacer con él, así que lo llevamos al ayuntamiento, y días después apareció una noticia en el periódico de que estaba en buen estado y adjuntaban una foto del cachorro con un pañal. Con el chico en cuestión nunca he tenido trato, pero tampoco quiero mezclarme con nadie capaz de hacer eso. A saber lo que es capaz de hacerle a su prójimo.

Azhra~Mingurriadas ha dit...

Plass !!! Plaasss !!! Plasss !!!

Cuanto más conozco al ser humano más quiero a mi perro !!!

Besitosss

Zepequeña ha dit...

Pero que gentuza hay que hace eso... Que sinverguenzas. No se merecen nada en la vida.

Un ole para ti!!!

Zepequeña.

Beatriz V.P. ha dit...

No hay que hacer caso a ese tipo de comentarios! aunque tu respuesta ha sido magnífica.
Aprovecho para comentarte que lei esta mañana tu post sobre Oscar desde el blog de Iruneh y me dejó tan impactada que he contactado con El arca de noe para apadrinar un perrito y hacerme socia!

Anacleta Coqueta ha dit...

A mí también me ha parecido muy correcta tu respuesta.

Y tienes toda la razón del mundo, el sufrimiento de un ser vivo siempre es terrible, sea un animal o un ser humano.

No me parece criticable que tú ames a los animales y los ayudes en la medida de tus posibilidades, eso no es excluyente de otros amores o ayudas, como tú bien dices.

Me parece una labor loable.

Estibalitz Diaz de Durana ha dit...

Janil, el utilizar el blog para publicar temas como este es una iniciativa fantastica! que mejor uso!
bueno y el tema de los circos , para que hablar, que me digan a mi de forma se "convence" a los animales para que hagan todos "los numeros" que hacen, puedo entender que alguien que no conviva con animales desconzca ciertas cosas de ellos, sobre todo lo
cercanos e imprescindibles que son, pero gente como la de circo que esta y que nace a su lado.... algo falla, yo siempre he tenido una teoria y es que quien es capaz de hacer daño a un animal es igualmente capaz de hacerlo a un niño o a un anciano ! gracias Janil por darme la oportunidad de conocer tu blog! ah ! ayer con todo esto se me paso, si vienes por aqui no dudes en llamarme te mando un mail con mi numero ! una abrazo
Esti
me he puesto en contacto con la protectora, ya te contare !

tremenda miranda ha dit...

has conseguido que se me pongan los pelos de punta de plena emoción!! pobre cachorrito...

www.todoestilo.net ha dit...

¡Simplemente perfecto y sincero! Un verdadero honor haberte leido.

Un besazo y muchos ánimos!

Espita Gorgorita ha dit...

Pues muy bien dicho!!

Anoni Mato ha dit...

Cuando leí los comentarios del post anterior, me quede indignada con lo que decía este señor, incluso lo hice leer y lo comentamos en casa, y hoy que tengo algo mas de tiempo he leído tu respuesta, y es fantástica, mejor imposible, cuando veo o leo estas cosas no puedo evitar que los pelillos se pongan de punta y que las lagrimillas estén por salir.
En casa como ya sabes, esta Ursula que es una preciosa Galgo Afgano que tenia la edad justa para ser un regalito para Navidad y en vacaciones sobraba, y para ellos la mejor opción fue abandonarla, suerte para nosotros y para ella, que ahora estamos juntos y felices y no con estas personas que no supieron apreciar lo que tenían en casa.
No se si sirve para algo todo esto pero es que a mi no se me da nada bien escribir, y al final es un rollo largo y sin sentido.
Besitos
;)

Lady Caracolita ha dit...

ole! Me encanta tu respuesta! Esta gente que va de "intelectuailla" por la vida son luego los que no tienen respeto por sus progimos y van mirando por encima del hombro a los demás. Si verdaderamente le preocupa la gente sin techo, en lugar de filosofear debería colaborar con una ONG, pero claro, se ve que "su inteligencia no le permite ensuciarse las manos".
Un aplauso para tí, y para este "señor"... como diria mi madre ¡viento fresco!
Sigue con tu labor que es admirable.
Un besazo.

Freman ha dit...

Aquí tienes mi respuesta:

Father Padilla

Cuidado que no provoques otro Diluvio Universal...

Freman ha dit...

... se me olvidó el enlace:

Father Padilla