diumenge, 6 de setembre de 2009

Minerva, Martina, Barcelona

Y éste que casi se me escapa... ¡imperdonable!!!!! Aunque la culpa no es toda mía, que Marta nos tiene abandonadillos últimamente y una se relaja... (consogra, que t'enyorem!!!!!!!)

Pues eso. Que en el blog Las Minervas están de sorteo. Nada más y nada menos que un ejemplar de su libro "Minerva, Martina, Barcelona". Tenéis hasta el 18 de setiembre para apuntaros.


He aprovechado el tiempecito sin conexión para hacer algunas cosillas que me muero por enseñaros. Sí, son sólo chapucillas, pero MIS chapucillas, así que estoy orgullosa de ellas. Unas ya hicieron su viaje de ida para un intercambio con La Marquesita... aunque desgraciadamente también lo hicieron de vuelta (cosas de Correos). Parece ser que la dirección que puse en el sobre era incorrecta, pero resulta que es exactamente la que me dio Cris, que supongo que debe saber dónde vive mejor que los de Correos. Lo curioso del caso es que el mismo día en que estaba escribiendo a Cris para decírselo me llegó un correo de Smilax acerca de mi premio en su sorteo. Le habían devuelto el sobre y, curiosamente, por el mismo motivo. Y la dirección era correctísima, os aseguro que conozco mi dirección... (ésta sí me la sé, señorita). Total, que la cartera, en cuanto se lo comenté me dijo que era Cris quien tenía que reclamar si no le había llegado el paquete. Y yo que certifico los paquetes para asegurarme de que llegan (un síntoma inequívoco de mi nula confianza con Moveos (ésta se la cogí a Cyrano). Pero cuando al día siguiente aproveché que me llevaba un paquete para comentarle que a mí tampoco me había llegado el sobre de Smilax todo fueron pelotas fuera. Increíble... Estoy esperando que Smilaz me pase el número de certificado para reclamar, ya os contaré el desenlace, pero me temo que va a ser laaaaaaaaaaaaaaaaargo de esperar.